DIOS, Y ALGO DE MATERIAL QUE ACERCA


Este es mi resumido testimonio: A lo largo de mi vida, en innumerable cantidad de veces sentí el llamado de Dios, recuerdo a los 12 años en la escuela, mientras en el recreo todos jugaban al fútbol yo me quedaba sentado orando. Luego caí en el mundo, y me deje llevar por el mundo, ignorando y rechazando ese llamado de Dios, sin embargo, ahora puedo ver como siempre Dios me acompañó, incluso cuando yo le decía que no me buscara más, Él se mantuvo siempre a mi lado.

Más adelante en otro momento de mi vida bajo circunstancias muy complicadas, me acerqué a Dios, pero no de lleno, sino poniéndole límites, aún así el me recibió, como quien recibe a un amigo que estuvo de viaje lejos e incomunicado y vuelve a vernos, es decir con los brazos abiertos de par en par. Una vez más cuando las circunstancias mejoraron, otra vez lo abandoné, aunque dejé la puerta sin trancar, de forma que de volver a necesitarlo la pudiera abrir.

Así pasó más tiempo, hasta que un día en una peregrinación a la Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús, en Salta, Argentina, a la que fuí más por un compromiso social que por deseos de estar allí, finalmente comprendí que Él siempre me iba a estar esperando, que estaría conmigo no importa lo que yo hiciera, y en ese momento en que no estaba mal pero tampoco era realmente feliz, le dije SÍ, le permití transformar mi vida en su Vida, todo lo que vino y vendrá a continuación fue y será regalo de Él, incluso esto que estoy escribiendo ahora.

La intención de estas palabras es que sepas que si a mí que lo rechacé innumerables veces igual me recibió con un abrazo lleno de Amor, es decir, hasta físicamente pude y puedo sentir su Amor, si a mí que he ido en contra de Dios, me recibió así, cuánto más te va a llenar a tí, de su Infinito e Inconmensurable AMOR. Confía, entrégate a Él, único camino a la real Felicidad, esto no significa que dejes de ser tu mismo, sino que tengas siempre presente a Dios. Y por más problemas que tengas, por más que tu ya no tengas fuerzas, Él te sostendrá...




Si sientes que tienes material para aportar aquí por favor házmelo llegar. También cualquier consulta, sugerencia o crítica constructiva que tengas no dudes en contactarme, estaré siempre dispuesto a caminar contigo en esta peregrinación de la vida. Parte del material proporcionado en esta sección es de otras autorías conocidas o desconocidas, en cualquier caso a ellos corresponde el derecho de autor. Obviamente no se pretende lucrar con esto, sino acercar a Dios.